05
junio

Cine de plastilina

La técnica de la animación audiovisual con plastilina, o stop motion, es sumamente laboriosa. Consiste en capturar, con enorme paciencia, imágenes que recojan los ligeros movimientos, o cambios de forma, de los objetos creados. Además, hay que cuidar también el decorado, en el que no sólo cambia la luz, sino también los distintos elementos que lo forman… vamos, un currelo. Sin embargo, se obtienen resultados sorprendentes, con gran derroche de habilidad y destreza que no parece estar al alcance de todos los mortales, aunque Inma Rodríguez y Rubén Garrido se empeñan en enseñarlo a todo el mundo. Ellos tienen una larga experiencia en la realización de talleres de cine para niños y mayores, donde aprenden las rudimentarias técnicas del séptimo arte y a realizar su propio cortometraje. Son talleres muy animados, donde Inma y Rubén trabajan también el story board, la historieta, el dibujo, cuentos pop up, modelado, maquetas, o audiovisuales animados con sombras, siluetas o papeles, como el realizado en el Parque de las Ciencias. En su canal de Youtube podéis ver más de sus interesantes trabajos.

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *