11
marzo

Nos queda la palabra

Vivimos tiempos convulsos: paro, desahucios, corrupción política, recortes en sanidad, educación, justicia, en las pensiones, envilecimiento de la banca, descrédito de las instituciones y, lo peor, ausencia de porvenir para nuestros jóvenes. Sobre el ciudadano de a pie caen el peso y la responsabilidad de todas estas cosas como un martillo. Las sufrimos en nuestras carnes y, además, nos culpan de ellas y nos obligan a pagar. Sólo nos queda la palabra, salir a la calle a gritar las cosas que no nos gustan. A veces, tampoco eso, según denuncia el colectivo Stop Represión Granada en este vídeo que acabas de ver. Este grupo surgió a raíz de las movilizaciones ciudadanas del 15M y ha seguido manteniendo su activismo de forma original, como ha sido la producción de este vídeo ¡Ojalá cambien las cosas!

¡Danos tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.